Quién puede ser martinista

Una mujer o un hombre que solicita su entrada en el grupo.

La solicitud es examinada con benevolencia, para saber si está fundada sobre un deseo verdadero de transformación personal, un deseo de trabajo (espiritual) intelectual y cardíaco.

Obreros, parados, amas de casa, tanto como catedráticos de universidad, médicos o profesores y otros investigadores pueden ser Martinistas.

Porque es en la escucha del otro como caminamos, en conjunto, hacia la luz y hacia nuestro Creador. ¡No buscamos títulos pomposos e inútiles!

Es necesario ser adulto para entrar en estos grupos, y cuando un adulto está bajo la dependencia familiar, la autorización formal de la familia es solicitada.

 Menores, autorizados o acompañados por los padres, podrían adherirse.

Cada uno según sus posibilidades, cada según sus capacidades, pero nadie está dispensado de realizar los esfuerzos necesarios para ser SI.

La vida profesional no debe ser perturbada por la adhesión a los grupos.

 

Idioma

Donde estamos

Quien esta en Linea

Tenemos 50 visitantes y ningun miembro en Línea