Principio de Admisión

                            

ALGUNOS PRINCIPIOS GENERALES DE LA ORDEN Y CONDICIONES PARA LA ADMISIÓN

 

La Orden Martinista, acoge entre sus miembros a personas de ambos sexos. Los grupos se llaman Logias, Capítulos o Héptadas. Sus miembros proceden de todas las capas sociales sin distinción de fe religiosa, ideología política, clase o status social, etc. teniendo como objetivo el perfeccionamiento espiritual de sus miembros por el estudio y el conocimiento de la tradición iniciática.

La Orden sigue exactamente la orientación cultural, filosófica, litúrgica y mística que nos ha sido dada por Louis Claude de Saint-Martin y Martinés de Pasqually, es decir, la que corresponde a la Iglesia cristiana primitiva, la vía cardiaca y el pensamiento de las antiguas escuelas de Alejandría, lo cual es decir Filosofía y Teología.

La Orden no impone en lo más mínimo restricción doctrinal dogmática alguna a sus miembros ya que su deseo es un “más allá” de ello. La Orden enseña todo aquello que considera útil, dejando a sus miembros en la plena libertad de aplicación del conocimiento adquirido, según su propia experiencia y asimilación.

La Orden divide sus enseñanzas en tres grados llamados: Asociado, Iniciado y Superior Desconocido o Sabio Desconocido, de forma que los Martinistas que lo merecen puedan avanzar en sus estudios.

Para ser admitido en la Orden, el postulante debe tener 21 años cumplidos. El postulante debe ser libre, honesto, de buena moralidad y obediente a las leyes del país en cual resida. Su conducta, en tanto que ciudadano libre deberá ser intachable.

El postulante no debería ser ateo.

El postulante deberá mostrar la más grande tolerancia hacia todas las confesiones religiosas.

Idioma

Donde estamos

Quien esta en Linea

Tenemos 47 visitantes y ningun miembro en Línea